lunes, 9 de septiembre de 2013

Leviathan - Scott Westerfeld




SINOPSIS


 Nos encontramos en la cúspide de la Primera Guerra Mundial y todas las potencias europeas se están armando. Los austrohúngaros y alemanes tienen sus clánkers, unas máquinas de acero con motores de vapor cargados de armas y municiones. Los darwinistas británicos emplean animales fabricados como armas de guerra. Su Leviathan es un dirigible ballena, la bestia más poderosa de la flota británica. Aleksandar Ferdinand, príncipe del Imperio austrohúngaro ha huido. Su propia gente se ha vuelto contra él. Su título no tiene ya ningún valor y solo cuenta con un Caminante de Asalto desgastado por la batalla y con su leal tripulación.

 Deryn Sharp es una plebeya, una chica disfrazada de chico que se ha alistado en las Fuerzas Aéreas británicas. La muchacha es un destacado aviador, pero su secreto se encuentra en peligro constante de ser descubierto. Cuando la Gran Guerra es ya inminente, los caminos de Alek y Deryn se cruzan de la forma más inesperada llevándolos a ambos a bordo del Leviathan donde darán la vuelta al mundo y vivirán una fantástica aventura que cambiará sus vidas para siempre.



OPINIÓN

 ¿Habéis oído hablar alguna vez del género steampunk? No es muy conocido, por lo menos por ese nombre. Veréis, este género es ciencia-ficción en el pasado. Por ejemplo, en esta novela nos situamos al comienzo de la Primera Guerra Mundial, pero las naves en las que se montan los soldados de ambos bandos, los darwinistas (ingleses) y los clánkers (austrohúngaros y alemanes) son ficticios. No del todo, ya que tienen raíces reales como explica el escritor al final de la novela, pero ficticios al fin y al cabo. 
 Los clánkers tienen enormes máquinas de guerra que destruyen todo lo que se les pone por delante. Desgraciadamente una vez que se caen no hay manera de levantarlas.
 Por su parte, los darwinistas rompen con las reglas de la naturaleza y construyen a partir de animales, máquinas y otros seres. Todas las creaciones están vivas y conviven juntas ayudñandose mutuamente. Por ejemplo, en el impresionante dirgible ballena llamado Leviathan, donde trabaja Deryn, funciona gracias a unas abejas que transforman lo que comen (principalmente polen) y lo tranforman en helio para poder volar. Además no hace falta hacer ningún tipo de mantenimiento ni nada parecido porque las naves darwinistas se reparan ellas solas. Suena todo muy descabellado y antinatural, pero me queda corta si digo que esta ciencia me parece impresionante.

 Y no solo las raíces del origen de las naves de ambos bandos son reales, sino también algunos de los personajes como los padres de Alek, unos importantes archiduques, las razones por las que mueren y lo que generan estas muertes. Sin embrago, nunca tuvieron ningún hijo llamado Alek.

 Ambos personajes principales, Alek y Deryn, me han gustado mucho. Sus personalidades son muy redondas y atractivas para la historia. Sin embargo, me quedo con Deryn. Supongo que es por el hecho de que ambas somos chicas a las que las tonterías del estilo "los hombres van a la guerra y las mujeres se quedan en casa cuidando a los niños". Sé que esto también es por razones biológicas porque las madres siempre (o casi siempre) se sienten más unidas a los hijos y tienen ese instinto protector que les impide abandonarlos, pero una cosa es eso y otra la prohibición de unirte al ejército por el hecho de haber nacido hembra. Eso ya es machismo. Y me parece fantástico que Deryn se haga pasar por Dylan para poder volar en un dirigible Darwinista y demostrar que las mujeres valemos lo mismo que los hombres.
 Y hasta ahí mi charla sobre el machismo y el feminismo.

 Pero si hay algo que no me ha gustado sobre la novela es que hay partes que se me han hecho bastante pesadas y he estado enganchándome y desenganchándome constantemente. Por lo demás nos encontramos con una emocionante historia steampunk llena de acción basada en la Primera Guerra Mundial. Cuando la termines querrás más. Yo ya quiero leer los otros dos libros de esta trilogía: Leviathan. Si sigue así o mejora seguro que se convertirá en una de mis sagas favoritas.

Un beso

Trilogía Leviathan:
1) Leviathan
2) Behemoth
3) Goliath



PUNTUACIÓN




ANYA





3 comentarios:

  1. No conocía el término steampunk. Me parece muy interesante.- PILI

    ResponderEliminar
  2. Hasta el día en que realmente exista en equilibrio, las charlas sobre la igualdad entre hombres y mujeres nunca sobran.- Pili

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Soy Pablo, del blog Libros Lectureka! Quería avisarte de que te he nominado a un premio en mi blog: http://libroslectureka.blogspot.com.es/2013/09/nominados-los-liebster-awards.html

    ResponderEliminar